Encuentro de Saberes Ancestrales.

Momentos de conversas con Parteras, Sobanderos e Indígenas

en la V Jornada de Reflexión del Conocimiento Libre (2012)

 

V Jornada de Reflexión del Conocimiento Libre, Mérida 24 de marzo de 2012.

El saber y el trabajo cotidiano nos hace libres. Con esta premisa comenzó la conversa entre parteras, sobanderos, agricultores y caciques indígenas, a propósito de la exposición de fotografía: Saberes Ancestrales, expuesta en los espacios de la Fundación CENDITEL desde el pasado 2011.

Procediendo en coherencia con los valores que profesa CENDITEL se decidió compartir en la propia sede con nuestros cultores, recibirlos y atenderlos en la prueba expresa de formar todos una misma comunidad. Ha habido un esfuerzo constante por visibilizarlos más allá de los límites de una exposición, superar la relaciones de distancia que nos impone un individualismo sin posibilidad de mensaje, ni de diálogo. Asumirse miembros de una comunidad, pasa por la práctica de reunirnos en comunidad, no conformarse con un reconocimiento de lejos y momentáneo, sino, estar presentes para conocer y atestiguar del otro.

El objetivo primordial del encuentro, realizado el pasado sábado 24 de marzo en las instalaciones de CENDITEL, tiene que ver con buscar los modos de escuchar el relato de nuestros saberes, por quienes los han preservado históricamente tanto para resolver necesidades materiales, como para hacer resistencia cultural a lo que hoy llamamos “modernidad”. Reivindicar la conversa, la palabra en colectivo, escucharnos y vernos. Encontrar desde el diálogo, nuestra identidad en el otro, vecino y coterráneo de un país en construcción. La conversa en colectivo, como iguales, materializa uno de los más grandes actos contra el sistema de dominación y colonización mental, nos des-aliena. Trascendemos los limites del egoísmo para trasmitir el saber, rompemos la pasividad individual para ir a erigir un espacio colectivo.

En este encuentro tuvimos la oportunidad de escuchar el relato de saberes y experiencias contado por la gente que lo vive y lo fortifica. Dos parteras nos acompañaron con su presencia, su saber y su historia: Doña Bernardina Velázquez y la Sra. Josefa Uzcátegui Monsalve (Chepa). Dos agricultores, quienes conocen los modos campesinos de la siembra porque todos los días trabajan la tierra: Sr. Juan José Hernández y el Sr. Aniceto Camacho. El Sr. Edmundo Rivas, sobandero y sanador del Vallecito. También nos acompañaron con su sabiduría indígena dos caciques de las comunidades Mucumbú y Quinaroe: Ángel Flores y Carlos Villasmil.

Cuando escuchamos el relato de Doña Bernardina, la matrona de la Pedregosa, como es conocida popularmente, quien hacía memoria de cuánt@s niñ@s han nacido en sus manos, inmediatamente nos surge la pregunta o la duda si la “modernidad” ha servido para hacernos mujeres y hombres libres desde nuestros saberes, ó si por el contrario, la “modernidad” ha erosionado nuestros modos culturales de ser como Pueblo.

En este día de encuentro con los saberes, asistimos a la vigencia del conocimiento ancestral, a su práctica actual que demuestra su sentido más legítimo en el obrar desinteresado por los otros. A una partera o sobandera la impulsan razones de solidaridad y ayuda por los demás. Verse en la situación coyuntural de alguien que necesita socorro y atención, exige de ellas una condición de bondad y benignidad. He aquí la actualidad del saber, su pertinencia y sentido. En la sociedad que aspiramos a construir, estos valores tienen un papel primordial, el ser benevolente justificado en el trabajo por los demás, haciendo real el principio del bien común.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

*

code

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>